Saltar al contenido

Los aceites recomendamos para la caída del cabello

Los aceites son una excelente manera de devolver la humedad y los nutrientes a tu cabello. Penetran en la corteza del cabello y nutren desde dentro. Tienen ácidos grasos y vitaminas que ayudan a reconstruir la superficie del cabello dañado y lo protegen de un mayor daño y pérdida de humedad.

El cabello está expuesto a muchos factores que pueden debilitarlo, provocando problemas como la caída del cabello y la sequedad. Muchas personas recurren a tratamientos comerciales para revitalizar el cabello y estimular un crecimiento saludable. Sin embargo, muchos de ellos no dan los resultados esperados o son demasiado caros para usarse con regularidad.

Afortunadamente, existen formas más económicas y efectivas de reparar el cabello y lograr que crezca sano y hermoso. Los aceites naturales se encuentran entre las mejores alternativas para cuidar los hilos y estimular su crecimiento. Echa un vistazo a los 5 aceites más eficaces para tratar el cabello:

Aceite de coco

El aceite de coco es maravilloso para el cabello. Tiene la capacidad de atravesar la membrana celular del cabello para nutrirlo en profundidad. Ayuda a prevenir la pérdida de proteínas y contrarrestar la pérdida de aceites naturales (que ocurre a diario debido a la exposición a toxinas y champús).

Contiene muchos ácidos grasos que fortalecen y brindan una nutrición e hidratación profundas. Esto se debe a que lleva partículas de agua al cabello, además de sus nutrientes. Ayuda a eliminar el frizz y evita las puntas abiertas. Sella las cutículas del hilo, aportando brillo, suavidad y sedosidad.

Es un excelente acondicionador y también aporta las proteínas esenciales necesarias para el cabello dañado. Es muy eficaz en el tratamiento del cuero cabelludo sensible y con picazón. No obstruye los poros y es fácilmente absorbido por la piel. Muy recomendado para cabello afro.

 

El aceite vegetal de coco hidrata y suaviza el cabello, ofreciendo una amplia variedad de elementos nutritivos, como magnesio, potasio, calcio y hierro. Obtenga más información sobre el aceite de coco.

Aceite de castor

Este aceite es uno de los mejores para el tratamiento del cabello. Contiene nutrientes que fortalecen el cabello para un crecimiento saludable y rápido.

Contiene ácido ricinoleico, que actúa como antibacteriano y antifúngico, ideal para prevenir infecciones y hongos en el cuero cabelludo.

El aceite de ricino se ha utilizado durante mucho tiempo como tratamiento para la caída y el adelgazamiento del cabello. Tiene muchos otros usos, como hidratar el cabello seco y peinar el cabello puntiagudo. Ayuda en el tratamiento de enfermedades como la dermatitis seborreica. Obtenga más información sobre el aceite de ricino.

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba es rico en nutrientes como cobre, zinc, silicio, yodo, vitamina E, ácidos y vitaminas B.

El aceite de jojoba se considera uno de los mejores remedios naturales para el tratamiento de la caspa y para estimular el crecimiento del cabello. Combinado con masajes capilares, el aceite ayuda a eliminar el sebo que se forma en el cuero cabelludo, liberando los folículos para renovar el cabello, ayudando con el crecimiento.

Además de tratar los problemas del cabello, el aceite de jojoba es un gran humectante para el cabello.

Aceite de aguacate

Debido a su alto contenido de ácidos grasos saludables y vitaminas, el aceite de aguacate también se considera uno de los mejores productos para el cuidado y crecimiento saludable del cabello.

El aguacate contiene vitamina A, B6 y vitamina E, que nutren, reparan y mejoran la salud del cabello. Además, es rico en antioxidantes que aumentan el flujo sanguíneo a los folículos pilosos, contribuyendo al crecimiento del cabello.

El aceite de aguacate es un gran emoliente porque, además de prevenir la deshidratación del cabello, también recupera lo que ya está seco, dejándolo sedoso y brillante. Obtenga más información sobre el aceite de aguacate.

Aceite de grosella negra

Este aceite puede ser un poco desconocido para ti. Los estudios demuestran que puede tratar la calvicie hereditaria, ya que ayuda a inhibir la acción de la hormona masculina en el cuero cabelludo.

Las personas que sufren caída del cabello y se someten a un tratamiento con cápsulas de grosella negra, lo hacen porque su consumo habitual favorece la microcirculación sanguínea, lo que mejora el acceso de nutrientes a la raíz y en definitiva reduce la caída del cabello. Sin mencionar que la grosella negra ayuda en la mayor producción de ceramidas, que hidratan el cabello y aportan más brillo.

Además, fortalece el cabello: mejora la llegada de nutrientes al bulbo (raíz del cabello), lugar donde se produce la renovación y el crecimiento del cabello.

¿Cómo usar los aceites en el cabello?

Al usar aceites en el cabello, la cantidad debe ser mínima. ¡No es necesario remojar el cuero cabelludo y el cabello! Principales formas de uso:

En el cuero cabelludo: todos estos aceites se pueden utilizar en el cuero cabelludo. Aplique el aceite vegetal de su elección directamente sobre el cuero cabelludo y masajee durante unos 5 a 10 minutos. Deja actuar 30 minutos. Luego lávate bien el cabello con champú y acondicionador. Esta técnica estimula el crecimiento del cabello, fortalece, trata los problemas del cuero cabelludo, controla la seborrea y ayuda a combatir la caída del cabello. Haga esto dos veces por semana.

Hidratación y nutrición: los aceites también ayudan a hidratar y nutrir el cabello. Los aceites recomendados para la hidratación son: aceite de coco, jojoba y aguacate. Agrega aceite a tu mascarilla hidratante para el cabello para realzarla. Esta técnica deja el cabello suave e hidratado. Realice este procedimiento semanalmente.

Mojado: Los aceites para mojar son: aceite de coco, jojoba y aguacate. La humectación es básicamente un “baño de aceite” donde se aplica el aceite puro por todo el cabello y se deja durante aproximadamente 2 horas. Luego lavar normalmente con champú y acondicionador. Esta técnica hidrata y nutre el cabello. Realice este procedimiento semanalmente.

Reparador de puntas: Se recomiendan todos los aceites para volcar. Elige el aceite de tu preferencia y aplícalo solo en las puntas del cabello seco. Dejar actuar 30 minutos y lavar el cabello con champú y acondicionador. Realice este procedimiento cada dos días.

El aceite de grosella negra se puede utilizar en el cuero cabelludo y en las puntas. Otra forma de utilizarlo para beneficiar las hebras es tomar las cápsulas de grosella negra.

 

Si lo prefiere, también puede mezclar hasta 3 tipos de aceites.

¿Cómo elegir tu aceite?

Tenga cuidado con la calidad del aceite, lea el empaque, el aceite debe ser puro prensado en frío y sin refinar. Las versiones formuladas con aceite mineral no son eficaces para el cabello. La versión prensada en frío es un proceso de extracción que garantiza la conservación de todos los nutrientes.