Causas de la caída del peloGeneral

La caída del cabello es igual para hombre y mujeres

La caída del cabello en mujeres u hombres a veces es una verdadera tragedia. Incluso si en los hombres está ligado a las hormonas masculinas y constituye un verdadero carácter sexual secundario. Esta caída del cabello puede tener un origen genético, hay familias de calvos.

En las mujeres, puede tener las mismas causas genéticas, pero con mayor frecuencia se debe a sales minerales insuficientes o inestables, problemas de tiroides y también a un exceso de hormonas masculinas.

Las hormonas masculinas actúan acelerando la formación de cabello que se cae y es reemplazado por cabello más delgado. Los folículos se agotan y evitan la renovación del cabello debilitado.

Clásicamente se considera que una pérdida de 20 cabellos por día es banal y que la calvicie nos amenaza por encima de una pérdida de 100 cabellos por día. Después de la menopausia, la pérdida de estrógenos, que protege el cabello, provoca una reducción del cabello y aumenta el riesgo de calvicie.

Los factores que favorecen la caída del cabello se suman a los trastornos hormonales ya mencionados del parto, anticoncepción hormonal, estaciones favorables como otoño y primavera, anestesia. Otras enfermedades más graves como la diabetes también pueden influir en el estado del cabello.

Siempre se deben controlar las deficiencias en sales minerales, zinc, hierro, calcio, vitamina D. El estado de estrés puede ser responsable de la caída del cabello especialmente en la placa. También es importante cuantificar la duración en el tiempo de esta pérdida de cabello, lo que dará lugar a más exámenes y a buscar causas más graves.

El cuidado del cabello y su manipulación por peinado, coloración y champús agresivos, tics que consisten en retorcer el cabello (tricilomanía) son factores contribuyentes.

A menudo se recomienda el consejo de un dermatólogo antes de usar champús tópicos y tratamientos anticaída y, ciertamente, antes de tomar suplementos orales por vía oral.

Reactivar la microcirculación del cuero cabelludo ayudará a aportar nutrientes al cabello. Para ello, masajee el cuero cabelludo con la yema de los dedos con movimientos suaves. Se puede masajear con una mezcla de aceites que lo cuidará, a saber: 1 gota de aceite esencial de tomillo tujanol, 1 gota de aceite esencial de Ylang Ylang, todo mezclado con ‘oliva’. Este masaje se puede realizar una o dos veces por semana.

Contra la caída del cabello, consumimos los nutrientes adecuados

Ahora que sabemos cómo entregar los nutrientes adecuados al cuero cabelludo, aún tenemos que adaptar nuestra dieta para tener la ingesta nutricional adecuada que nos permita cuidarlo. En los casos de caída del cabello hay que tener cuidado de consumir proteínas animales o vegetales en cada comida, ya que ayudan en la síntesis de la queratina, uno de los principales constituyentes del cabello. También consumiremos omega 3 (nueces, aceite de colza, linaza, semilla de chía, pescados grasos…) y azufre (ajo, carne, cebolla, pescado), para fortalecer el cabello.

Para frenar la caída, los oligoelementos también serán particularmente interesantes. El zinc y el selenio son poderosos antioxidantes y se pueden encontrar en las ostras, semillas de sésamo y calabaza, cereales integrales, germen de trigo, carne de res y cordero. El hierro también es importante, porque la caída puede deberse a una deficiencia de hierro que se encuentra en la espirulina, la espinaca, el brócoli, el despojos y el pimiento rojo. Evitaremos el té y el café que ralentizan la ingesta de hierro. Además, controlaremos nuestro nivel de hierro antes de considerar la suplementación que podría resultar perjudicial para el cuerpo en ausencia de una deficiencia.

Finalmente, las vitaminas del grupo B ayudan a renovar el folículo piloso, se pueden encontrar en germen de trigo, levadura de cerveza, polen, cereales integrales, etc. La vitamina C promoverá la absorción de hierro por parte del cuerpo y la producción de colágeno, se puede encontrar en todas las frutas y verduras de colores.

Además, se puede considerar la suplementación en tabletas. De todas formas, si quieres adaptar tus hábitos alimentarios, es más que recomendable hacer balance con un naturópata que podrá estudiar tu situación, tus deficiencias, y así ofrecerte un programa personalizado y adaptado.

Contra la caída del cabello, limpia tu intestino y tu cuerpo

La asimilación de nutrientes también requiere una flora intestinal sana y equilibrada. También es ella quien se encargará de la eliminación de los desechos del organismo. Por tanto, cuidaremos de no consumir productos demasiado procesados, refinados, industrializados para su conservación. También podemos considerar una cura de psyllium que limpiará los intestinos y restaurará la flora intestinal, una vez más, tome el consejo de un naturópata.

 

Otro método, los baños derivados, contribuye a la regeneración del organismo mediante el uso de frío que activará la circulación de grasas y facilitará la eliminación de residuos. Para ello refrescaremos la zona del perineo (sí, sí lo has leído bien) gracias a un bolsillo anatómico de gel frío, idealmente tres horas al día. Por supuesto, no siempre es fácil incorporarlo a su rutina diaria, ¡pero se sabe que los efectos del baño derivado son particularmente beneficiosos!

Buenos reflejos contra la caída del cabello

Finalmente, nos encargaremos de tener un estilo de vida lo más saludable posible bebiendo lo suficiente, haciendo ejercicio físico, tomando oxígeno al aire libre y durmiendo bien por la noche. Los cosméticos y productos químicos deben evitarse a toda costa prefiriendo composiciones naturales. El estrés también puede ser la causa de una pérdida de cabello significativa. Por tanto, intentaremos aprender a gestionarlo mediante la relajación, la respiración, el yoga o incluso la sofrología.

En el lado del cuidado, puede lavar con champú con rhassoul y enjuagar con agua fría y vinagre de sidra de manzana, lo que eliminará el exceso de cal e incluso hará que el cabello brille. Si lo desea, puede agregar 2 gotas de aceite esencial de cedro de Atlas a su botella de champú rhassoul.

Finalmente, es importante recordar que la caída del cabello puede ser síntoma de patologías graves. Por tanto, consultar a un médico es lo primero que hay que hacer para eliminar las causas más preocupantes y si todo va bien por ese lado, la naturopatía puede ayudarte a solucionar el problema gracias a un reequilibrio nutricional.

Caída del cabello: ¿y si fuera una enfermedad?

Afortunadamente, este no es el caso más frecuente, pero determinadas patologías (más o menos graves) y determinadas condiciones de salud pueden provocar la caída del cabello. Por ejemplo:

Patología endocrina («trastorno» hormonal: problemas de tiroides, por ejemplo),

Deficiencia de hierro (anemia), zinc o vitaminas B9,

Embarazo, período posparto (1 de cada 2 mujeres seve afectada por la alopecia posparto), menopausia,

Tiña, alopecia areata,

Patología psiquiátrica (tricotilomanía, por ejemplo),

Estrés o shock psicológico,

Patología autoinmune

Este es también el caso de ciertos tratamientos: anticoagulantes, antidepresivos, antiinflamatorios no esteroideos (AINE)… Además, dos de cada tres mujeres tratadas por cáncer (con quimioterapia y radioterapia) pierden todo el cabello. No te asustes en exceso: es normal perder entre 60 y cien cabellos al día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba